Y LOS REYES MAGOS… LLEGARON

Bueno pues, los Reyes llegaron y gracias a todos los que colaborasteis con nosotros, llegaron cargados de regalos y se consiguió llevar esa anhelada sonrisa a esos peques que no tienen opción.

Todos los juguetes que se recogieron fueron entregados en la Asociación “Pato Amarillo”. Ahí tenéis las fotos que os dan una idea de lo entregado.

Pero si alguien se merece de verdad un ENORME GRACIAS, son todos aquellos que dedican su tiempo, abnegación y generosidad a suavizar y poner un poquito de esperanza en ese duro camino que tantos tienen que recorrer todos los días.

GRACIAS, Yoli, Pilar, Carmen y a todos los demás voluntarios que allí trabajáis duro por ellos. SOYS los principales protagonistas: los actores principales de una película en la cual, sin vosotros, no habría guión. Siempre a vuestros pies.

Dicho esto y, porque cuando planteas “cositas” de este tipo, llegan a tus oídos toda clase de planteamientos e, incluso, excusas que pretenden justificar el por qué o el por qué no de nuestros actos y, sobre todo porque son estas simples pero profundas y enriquecedoras experiencias las que enseñan a vivir, permitirnos hacer una pequeña reflexión en alto:  destinada, simplemente y sin ánimo de ofender, a dar respuesta a esas dudas que se nos plantean cuando somos invitados a DAR.

¿Son estas familias a las que se pretende ayudar merecedoras de la situación que viven? ¿Merecen vivir de limosna, pidiendo para comer, vistiendo ropa usada y cosas que los “más favorecidos” desechamos? ¿Eligieron ellos nacer donde lo hicieron? ¿Eligieron ellos crecer como lo han hecho? NO, ellos tuvieron la desgracia de nacer en familias desfavorecidas. Ellos no son peores que nosotros porque vivan en casas humildes, no vistan ropa elegante o no hayan ido a la escuela y sus maneras, formas y conocimientos, claro, sean precarios. Ellos no se merecen esas “etiquetas” colgadas a su espalda tan a la ligera.

Quizás nosotros que vivimos en una casa confortable, vestimos como queremos, comemos lo que nos da la gana y tenemos formas y maneras mejor vistas en la sociedad en la que vivimos, seamos mucho peor que ellos; porque nosotros hemos recibido y damos por hecho que merecemos; siempre queremos más… cuando tenemos de todo; pero si con tanto recibido, tan buenos como somos y tanta educación como decimos que tenemos, no somos capaces de compartir una mínima parte de esa inmensidad que recibimos sin dudar… ¿QUIÉNES SOMOS?

Si esta sociedad en la que nos ha tocado vivir pudiera ser capaz de encauzar recursos que dieran oportunidades A TODOS POR IGUAL, veríamos quién son ELLOS y quién, de verdad, somos nosotros.

UN MILLÓN DE GRACIAS de nuevo a todos los que nos ayudasteis a hacer la diferencia. Seguiremos invirtiendo en valores por los que merece la pena trabajar. Sigue en contacto con nosotros. CONTAMOS CONTIGO

REYES MAGOS 2014.

REYES MAGOS 2   2014